Translate

domingo, 21 de octubre de 2012

Mi CV y algunas acreditaciones profesionales



Soy una persona estable, sin malas costumbres sociales, amplia experiencia en grandes volúmenes de cocina, catering, eventos, así como en restaurantes de nivel medio alto y platos de diseño.

Amplia experiencia como formador de plantillas, diseño de platos para cartas nuevas o sustitución de otras, escandallos, costes, etc.

Experiencia en diseño de cocinas, teniendo en cuenta la operativa que se realizará o polivalentes.

Gracias por su visita y tiempo. Atentamente.
José M. Magallón


   
El Diploma de Chef D´Entreprise equivale a un diplomado en restauración; gerencia, alimentos y bebidas 
                                                                                         

Breve comentario sobre el origen de la cocina española


La cocina española tiene su origen desde todos los pueblos que a lo largo de los siglos fueron poblando la “Península Ibérica” influencias estas que todavía perduran. Pueblos como los Tartesios, (griegos, fenicios, etc.) todos estos pueblos dominantes del Mediterráneo, antes de Cristo, Cartagineses, Romanos, etc.

Por ello en las cocinas llamadas Mediterráneas, podemos encontrar muchas similitudes en los platos, así sucede en Francia, (Le Midi) Córcega, Sicilia,  costa este de Italia, Gracia, etc...

Por aquel entonces a España se la conocía con el nombre de Ibéria,  No obstante la evolución culinaria española desde la Edad Media describe una trayectoria que ha tenido diversas fases antes de llegar a ser lo que se conoce en la actualidad.

Las nuevas formas de cocinar de los árabes y de los judíos sefarditas o los nuevos ingredientes traídos desde el Nuevo Mundo, hicieron que se creara una personalidad culinaria que influenció a la cocina "francesa" de comienzos del siglo XVII. 

Durante la historia larga de España, muchos grupos han contribuido al estilo de comer y a la comida que encontramos en el país hoy en día. España tiene una mezcla de influencias que tienen origen en los varios grupos que habitaban las regiones en el pasado. 

Todas las influencias formaron una cultura única y por eso los españoles disfrutan de tantas comidas diversas y deliciosas. Además, la geografía de España siempre ha tenido mucha influencia en la comida. 

La dieta de los españoles se considera una dieta mediterránea porque España está rodeada por agua (History of Spanish Food). Para comprender la cocina de este país lo mejor es imprescindible que una persona sepa algo de la historia de España en sí. 

Es característico de la cocina española tradicional que se alabe, a veces, más a un cierto ingrediente en concreto que a una preparación culinaria. De esta forma, resulta habitual que se alabe a un pescado de una costa específica, a un jamón de cierto lugar, a un garbanzo de un cierto pueblo, etcétera. Esto hace que muchos platos y preparaciones posean la denominación del lugar de donde proceden los ingredientes de la mejor calidad. La variedad del clima español hace que pueda darse un gran abanico de diferentes verduras, cereales, hortalizas y frutas. Esta variedad se puede notar en las diversas cocinas regionales españolas.

Verduras y frutas

En general, son abundantes los platos elaborados a base de legumbres (garbanzos, lentejas, judías, etcétera), empleadas en los diversos cocidos y potajes cocinados a lo largo de toda la geografía española, aunque ambos con variaciones regionales más o menos importantes. Las legumbres suelen conservarse secas y ponerse a remojo horas antes de su cocción. Los cereales son importantes en la alimentación española y se emplean generalmente en la elaboración del pan, dando variedades muy distintas en cada región.
Pescados y mariscos

España posee dos líneas costeras amplias y esto hace que se pueda proveer abundantemente de productos marinos no solo a zonas limítrofes sino que también a grandes ciudades del interior.Este contacto con el mar hace que la cocina española posea abundantes recetas de pescado y marisco. Se pueden considerar entre los mariscos, que dependiendo de la zona son populares, los percebes, centollos, nécoras, almejas, bogavantes, cigalas, langostinos y calamares. Los mariscos son habituales en los zonas costeras, siendo posible encontrarlos en las zonas de interior gracias a los avances y eficiencia en el transporte y conservación de alimentos.

Carnes, caza y embutidos

Entre las carnes se puede ver que apenas se come buey (uso restringido a zonas del Norte de España, como el País Vasco),pero la carne de ternera es relativamente frecuente. 
La carne de oveja es muy habitual en las zonas ganaderas, así como la de cabra. Las preparaciones más habituales suelen ser mediante asados estofados diversos. La carne de caza es muy popular en casi todo el territorio, y es frecuente encontrar piezas grandes como el venado o el jabalí y pequeñas como la liebres y el conejo, todas ellas formando parte de los ingredientes habituales de algunos platos clásicos. La carne de conejo es habitual y forma parte de los platos tradicionales de algunas regiones españolas. Dependiendo de la zona, la carne de caza se reparte entre grandes piezas (como venados, gamos, etcétera) o volatería (como gansos,faisanes, etcétera). Los huevos de aves (en especial de gallina) son muy populares en diversas preparaciones en la cocina española, desde la famosa tortilla española (y su variante paisana), los huevos rotos (o estrellados), los huevos con magras de jamón, los duelos y quebrantosfritos, etcétera.